El concejal de Podemos en Huesca y recientemente refrendado por la militancia como candidato de la formación morada a la Alcaldía oscense, Guillemo Boix, ha criticado hoy que “la gestión municipal de Huesca está anclada en el pasado, hacen falta caras nuevas y políticas valientes y útiles que hagan que los jóvenes puedan quedarse a vivir en esta ciudad”.

Boix ha apostado por mejorar dos áreas “fundamentales”, el ferrocarril y la vivienda. “A la vista de los datos y desde que el Gobierno de España impulsó los abonos gratuitos se ha duplicado la demanda de tren entre Huesca y Zaragoza, así que es de sentido común que aumenten las frecuencias y que RENFE incluya a Huesca en la red de cercanías.

Boix ha hecho esta demanda “porque es el momento idóneo para hacerlo, ahora que la demanda del tren ha crecido tanto y coincidiendo con el hecho de que RENFE está renovando la flota de cercanías y media distancia”.

“No queremos ser más que nadie, pero tampoco menos. La distancia que separa Zaragoza de Huesca es similar a la de Madrid-Toledo, que cuenta con trenes cada hora, como ocurre con Guadalajara. Sin embargo, Huesca y Zaragoza cuentan con tan solo seis trenes diarios al margen de la alta velocidad”, ha recalcado Boix y ha recordado que “todos tenemos familiares y amigos que se desplazan a diario a Zaragoza o a la inversa, de Zaragoza a Huesca y somos plenamente conscientes de esta necesidad. Es una demanda social muy patente”.

Por otro lado, el concejal y candidato de Podemos ha puesto sobre la mesa otra de las grandes cuestiones para la ciudad: “Huesca tiene un problema de acceso a la vivienda que dificulta muchísimo la emancipación de los jóvenes. Solo el 16,4% de los jóvenes aragoneses menores de 30 años están emancipados. Más del 63% opta por el alquiler, un alquiler que en Huesca se sitúa en más de 600€, inasumible a todas luces para cualquier persona que viva sola o cobre el SMI, a pesar de la subida impulsada por Yolanda Díaz”, ha incidido.

Por ello, Boix ha reclamado a todas las administraciones “redoblar esfuerzos”: al Estado, que regule los precios de los alquileres; al Gobierno de Aragón, que aumente la oferta de vivienda pública; y al Ayuntamiento de Huesca, que invierta en vivienda pública: “Recordemos que en Huesca existen más de 2000 viviendas vacías. Hay que rehabilitar y vendiendo solares ni cerrando una oficina de vivienda durante más de dos años”, ha criticado el concejal y candidato de la formación morada.

Ferrocarril y vivienda “son dos piezas fundamentales para garantizar que nuestros jóvenes se queden en Huesca y una ciudad, para tener futuro, necesita a sus jóvenes”, ha concluido Boix.