El portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha pedido explicaciones por el “inexplicable” retraso que acumula Actur Barrio Solar. Un proyecto, ha continuado, en el que el equipo de gobierno tomó el trabajo previo realizado por Podemos en la Junta de Distrito pero que se encuentra prácticamente paralizado. La instalación de los paneles fotovoltaicos finalizó en agosto de 2021 y, más de un año después, esos paneles siguen sin dar servicio a los vecinos del barrio.

Rivarés ha recordado que este “inaceptable” retraso coincide con los momentos en los que más cara está la luz y a las puertas de un “duro invierno” en el que se pueden disparar las facturas. Ha señalado también que había establecimientos, personas y familias inscritas en este proyecto, muchas de ellas vulnerables, que necesitan de forma especial los ahorros que se puedan derivar del autoconsumo. De hecho, familias del Actur en situación de pobreza energética iban a recibir energía gratuita y siguen esperando.

Al parecer, según se está transmitiendo a los vecinos, el proyecto está pendiente de que la empresa distribuidora (Endesa) realice la conexión, algo que se anunció para el pasado verano y tampoco se ha cumplido.

El portavoz municipal de la formación morada ha considerado “insostenible” esta situación y ha exigido al Gobierno Azcón que pida explicaciones y haga cumplir sus compromisos a Endesa, ya que es el Ayuntamiento de Zaragoza el propietario de los terrenos cedidos para este proyecto. “Esto es lo que ocurre por confiar la política energética de la ciudad a las grandes empresas que llevan décadas forrándose a nuestra costa”, ha añadido.

Por ello, Rivarés ha insistido en que el proyecto Actur Barrio Solar es “claramente insuficiente” tanto por su alcance limitado como por el modo en el que está planteado. “Es necesario ponerse a trabajar en serio en el aprovechamiento de tejados, cubiertas o azoteas de los edificios públicos, las comunidades de vecinos o los polígonos industriales”, ha subrayado. En este sentido, ha apostado por impulsar el autoconsumo y las comunidades energéticas para generar una energía que sea compartida “para beneficio de todos y todas, no para beneficio de las grandes compañías eléctricas”. “Lo importante ya no es solo de dónde viene la energía, que debe ser verde, sino de quién es la energía”, ha concluido.