«La negativa del alcalde Jorge Azcón a debatir las graves palabras que la consejera de Hacienda Carmen Herrarte profirió contra los hijos de Irene Montero le hace cómplice de esas declaraciones». Así de contundente se ha mostrado el Portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza tras rechazarse, con los votos de PP, Ciudadanos y Vox la moción de urgencia presentada por Podemos para rechazar las palabras de la concejala de la formación naranja.

Rivarés, que ha recordado que no hubo problema en debatir sobre unas palabras sobre el Alcalde de Madrid hace unos meses, ha acusado al alcalde de Zaragoza «no sólo de proteger a la concejala, sino de no cumplir con su función moderadora del pleno y no haber llamado la atención ni haber cortado a la integrante de su gobierno». Dos días después de producirse estas «escandalosas palabras» no ha habido ni disculpas ni rectificaciones por parte de la concejala pero nos encontramos con «un alcalde que cierra filas ante un asunto tan grave como éste en el que se mezcla menores y pederastas».

En el pleno del pasado Miércoles Herrarte, haciéndose eco del bulo sobre Irene Montero cuando estaba hablando de educación sexual a menores dijo textualmente que «espero que ponga a sus hijos en la puerta del colegio para los amables señores de los caramelos», sobrepasando cualquier límite posible del debate político.