Exigimos transparencia a los bancos

¿Dónde está mi hipoteca? Los bancos también tendrían que estar obligados a ser transparentes

Imagina la siguiente situación. Ana compra una vivienda y para pagarla contrata una hipoteca a 25 años. Cada mes, el banco le gira un recibo y así va pagando el capital y los intereses. Un día, el banco se da cuenta de que necesita liquidez y decide empaquetar un puñado de hipotecas y venderlas a fondos de titulización. Entre ellas, la de Ana.

Compartir con: